Solo perdí mi maquillaje

June 28, 2016

Ayer por la tarde estábamos tranquilos en casa cuando empecé a escuchar un ruido. Era como si alguien hubiera dejado la llave de la regadera abierta. Por unos segundos pensé que había sido Carlos pero no, él estaba en la cocina desde hacía rato. Ninguna de las niñas podía haber sido porque el grifo de la regadera es difícil de abrir, así que decidí ver qué pasaba. 

 

Como en las películas de comedia: una cascada de agua estaba cayendo del techo del baño.

 

Llamé a Carlos a gritos y fui corriendo a tocarle el timbre a los vecinos de arriba. Alguna tubería debía haberse roto, nos imaginamos. En efecto, eso pasó. A los pocos segundos vino corriendo uno de los vecinos, empapado. No hallaba qué hacer y estaba desesperado. Carlos y él fueron corriendo al sótano donde están las llaves maestras de las tuberías y luego de unos minutos de desesperación lograron cerrar la correcta. 

 

El mayor problema lo tuvieron los vecinos de arriba, nosotros solo recibimos el agua. Gracias a Dios nadie estaba usando el baño en ese instante. De pérdidas no puedo hablar pues solo tuve que botar todo mi maquillaje y todos mis accesorios de pelo, además de algunos cosméticos y por supuesto los cepillos de dientes.

 

Se salvó solo un pintalabios porque lo tenía en mi bolso. Boté todo lo que se arruinó en el baño. Me dio un poco de dolor pero pensé: esto no es nada. Pensé en la gente que pierde todas sus pertenencias cuando se incendia su casa, por ejemplo. Qué horror.

 

Yo solo perdí mi maquillaje y gané experiencia.

Please reload

Posts recientes

January 1, 2018

November 18, 2017

November 8, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon

© Naida Saavedra